Grupo DX Picos de Europa


Ir al Contenido

Quiénes Somos

Javier (30PE001)

Mi afición por la radio comenzó en el año 1998 atraído por la curiosidad que me causaron unos walkies muy antiguos que me enseñó Francisco (30PE100) heredados de su abuelo. Con ellos realicé mi primer qso, el cual recuerdo como si fuese hoy. Dos años más tarde y después de aprender un poco sobre el funcionamiento de algunos equipos decidí comprarme mi primer walkie talkie; el Alan 42 y una antena telescópica de la marca Albrecht para mejorar sus prestaciones. En seguida descubrí las posibilidades que ofrecía este inmejorable equipo en la banda ciudadana. Me sirvió sobre todo para escuchar y aprender la manera de comunicarme en un qso antes de comenzar a emitir.


Animado por los progresos que iba consiguiendo, decidí seguir comprando nuevo material para hacer mejores y más distantes comunicaciones. Esto hizo posible que lograse alcanzar inimaginables contactos para mí hasta entonces. Entre ellos destaco el que realicé desde el “Alto de Coterotejo” situado aproximadamente a 1000 metros de altitud en Selaya (Cantabria) con Sao Paulo (Brasil). También todos los realizados con Europa (Irlanda-Belmullet, Grecia-Atenas, Italia-Turín, etc.). Esta nueva etapa me permitió igualmente poder conocer, en algunos casos personalmente, y llevar a cabo animadas charlas con numerosas personas y agrupaciones de nuestro país de las que guardo muy buen recuerdo. Quiero destacar especialmente mi participación en el “Campeonato de España de CB” del año 2005 en el que conseguí el tercer puesto en la clasificación final.

En cuanto a mi actividad más reciente cabe resaltar la obtención del diploma de operador de estaciones radioeléctricas en Octubre de 2007 y la colaboración en la primera actividad del “Grupo DX Picos de Europa” en Julio de 2009. Con la ilusión puesta en este nuevo proyecto que acaba de comenzar me despido por el momento para reencontrarnos en las ondas próximamente. 73´s

Francisco (30PE100)

Mis inicios en el maravilloso mundo de las comunicaciones inalámbricas se retrotraen a principios de la década de los ochenta en España cuando, con tan sólo 6 años, recuerdo estar dando la tabarra a mi madre para que mi abuelo me dejara unos "walkie-talkies" enormes que escondía en un armario cerrado bajo llave. Alguna que otra Navidad aquel armario se abría, y con él un mundo lleno de posibilidades. Contactos con personas igual de intrigantes que esos "cacharros" y a distancias lejísimas para la mentalidad de un crío.

Tengo que recordar aquí que en aquella época la telefonía móvil que hoy conocemos estaba lejos de implantarse e incluso de alcanzar la menor sospecha de su posterior integración en el modo de vida del que hoy disfrutamos. A causa de aquella insistencia mis padres me regalaron unos "walkie-talkies" de los de juguete; emitían en un canal de la banda ciudadana con unos 500 mW de potencia. De vez en cuando escuchaba las comunicaciones del Hospital de la ciudad y las pruebas que llegué a hacer con su pareja no nunca superaban los 200 metros de distancia.

Pronto se me quedaron pequeños y anhelaba los de mi abuelo: más grandes, con antenas telescópicas mucho más altas y con más botones para jugar. Con 14 años conseguí que aquellos "walkies" grandotes pudieran caer en "buenas manos"; se trataba de unos Finetone TNC-506 de fabricación japonesa. Tenían 6 canales a cristales de cuarzo para 27 MHz con uno sólo ocupado, el que venía de fábrica. Busqué en comercios de la ciudad cristales de cuarzo para rellenar los bancos vacíos y puse a punto las dos emisoras. Con 5 W en AM aquello era otra cosa… Hablaba con Javier (30PE001), cada uno con un Finetone en su casa a una distancia de 3 Km y con edificios de por medio. Contactos de hasta 50 Km con la antena desplegada y despejada… increíble para mí en aquella época y sin pagar un duro a Telefónica. ¡Qué tiempos aquéllos!

Más tarde adquirí un Alan 42 ya que se me hacían pocos los 6 canales del Finetone y había ruedas locales en las que me quedaba fuera si hablaban por algún canal que no coincidía con los 6 que yo tenía. El Alan 42 me ofrecía 40 canales en AM y FM; y además con unas dimensiones mucho más reducidas. Tiempo más tarde me pasé a una Super Jopix 2000 por la razón de que los contactos locales se me quedaban cortos y quería llegar más lejos, quería hacer DX (contactos a larga distancia) y hablar con el extranjero. Así que necesitaba una buena emisora con bandas laterales. Fruto de aquellas mejoras técnicas y de operación logré contactar con más de veinte países alrededor del mundo incluyendo entre éstos a Brasil, Venezuela, EEUU e islas caribeñas que no venían ni en los mapas.

En el año 2005 participé en el Campeonato de España de CB obteniendo el primer puesto en el Gran Premio de Astorga y dos segundos puestos en el Gran Premio de Asturias y en el de Elgoibar. Finalmente obtuve el cuarto puesto en la clasificación general muy cerca de mi compañero Javier que fue tercero a nivel nacional.

Bueno, para no aburrir más, terminaré diciendo que tengo también en mi colección un portátil PMR, escáneres, medidores de potencia, de ROE, acopladores, antenitas, antenotas y un largo etcétera de chismes que guardo con afecto. Ah, y también obtuve el diploma de operador de estaciones de aficionado para ampliar el número de bandas y modos de operación. En el mundo de la radio nunca se termina de aprender.

Deseando que tengamos un cruce de antenas próximamente me despido. Gracias por visitarnos y 73+51.

Página de inicio | Quiénes Somos | Actividades | Radio CB | Radio HAM | Artículos | Enlaces | Contáctanos | En Venta | Mapa del Sitio


Regresar al contenido | Regresar al menú principal
www.000webhost.com